lunes, 16 de julio de 2018

Relatos desenterrados, de Enrique Cordobés

Por desgracia ya había contemplado cada una de aquellas amputaciones. Apretó la mandíbula con rabia. Hoy uno de los dos no saldría vivo de allí.

Portada del libro "Relatos desenterrados", de Enrique Cordobés

Editorial: Saco de Huesos

Fecha de publicación: 2017

Páginas: 172

ISBN: 9782490290017

Precio:
12€



¿QUIÉN LO ESCRIBE? 
(de la web de la editorial)
Enrique Cordobés nació en Barcelona el último día de 1983. Antes de los diez años ya había devorado buena parte del cine de terror, género culpable de implantar en él la semilla de la creatividad fosca.
Ha estudiado guion cinematográfico, pero es en la literatura donde ha encontrado la oportunidad de desenterrar sus ideas y plasmarlas en papel. En 2015 fue finalista del certamen madrileño La mano con el relato Amantis. Con Saco de Huesos ha publicado siete relatos en sendas antologías, incluido El fondo del saco, relato galardonado con el Premio Nosferatu.


¿QUÉ TAL ESTÁ?
Comento un poco de cada relato:

Otro maldito viaje es un comienzo fuerte y muy bueno para la antología. Un taxista recorre la ciudad entre noticias de brutales asesinatos y ataques. Todo tiene una explicación que vislumbraremos hacia el final, mientras pensamos si querríamos otro maldito viaje. Un relato con imágenes impactantes y un buen ritmo.

Sed de miedo lleva el mundo de los fantasmas a un enfoque original. Me habría gustado que la acción se desarrollase más en ese inicio interplanetario que tiene un escenario más sorprendente y exótico. Desemboca sin embargo en un relato clásico de espíritus aunque muy bien llevado en los momentos de tensión y el desenlace.

Sangre se mete en el seno de una familia con problemas y, jugando entre la locura y el realismo mágico, nos lleva por distintas etapas de una demencia que comprobamos al final que no es casual. Una última escena llena de fuerza.

Alta suciedad es un relato crudo, que coge los sueños del personaje como hilo de una historia que muestra lo más desagradable (y por desgracia creíble) de la alta sociedad. Aunque se ve venir lo que va a pasar, no por ello deja de estremecer. El epílogo consigue inquietar más, si cabe.

Cuando Dios da la espalda tiene como protagonista a un exconvicto que no termina de reconciliarse con su pasado. Buscando una solución, se enfrenta a un gran desafío. Un relato que consigue meternos en las escenas mediante unas descripciones muy buenas y con un giro original.

El juego de la muerte nos lleva al continente americano para brindarnos una historia que bien podría ser un capítulo de una serie o parte de una película. Alex lleva tiempo jugando con la suerte, pero hay partidas que no se pueden ganar. Magnífico relato que mantiene en tensión en todo momento.

Estrella de rock mezcla el terror con la ciencia ficción en un planteamiento que da escalofríos y del que piensas decirle al autor: "¡no lo escribas vaya que les de por copiar la idea y puedan hacerlo en el futuro!". Una idea muy original con momentos in crescendo hasta un final como el que se merece una estrella de rock.

Calmantes para la bestia es un relato bastante corto que juega con el lector. Te hace plantearte una situación para, de repente, dejarte la sorpresa y la incredulidad con una situación que termina impactando. Un relato corto pero que se mantiene en alto en toda la narración.

Lágrimas de tinta y sangre al igual que el anterior plantea unas expectativas en cuanto a la historia que dan lugar a sorpresa final. Con escenas de terror bien descritas, una noche de insomnio da lugar a una venganza bastante curiosa.

Doctor Amputación sí va directo, al grano y sin esconder nada al lector. Es el relato más gore de la antología, con una cantidad de escenas sobrecogedoras. La historia es menos original pero ese doctor Amputación se queda sin duda grabado en la memoria.

Amantis tampoco juega a engaño y, aunque el título es un juego de palabras ingenioso, quizás desvela demasiado pronto el desenlace. Sin embargo este relato no se sustenta tanto en la sorpresa como en la desesperación de su protagonista, que se logra transmitir bastante bien.

Atrapada vuelve a describir de forma magnífica las sensaciones de quien se siente atrapada. Entre el morbo por saber qué va a ocurrir y el temor de que ocurra alguna atrocidad, los párrafos se van sucediendo hasta engarzar una historia en dos tiempos donde destaca la soltura del autor para describir escenas muy distintas y mantener la tensión en ambas.

El coleccionista es un relato clásico de "el juego del demonio", ese en el que un ser superior envuelve con tela de araña a la víctima, como jugando con ella, dándole esperanzas, pero sin que realmente las haya. Una vez más destaca el buen hacer a la hora de llevar el ritmo y mantener la tensión.

Queda pues una colección de 13 relatos en los que hay que mencionar que se vislumbran una voz propia, un estilo caracterizado por descripciones breves pero precisas que logran situarte en la escena y visualizarlo todo de manera muy gráfica, un manejo del tempo, de la tensión y de los sentimientos de la víctima que logran ponerte en su piel y compartir su esperanza y su desesperanza y, finalmente, unas escenas que logran impactar por su fuerza y quedarse como recuerdos incómodos en la cabeza incluso tiempo después de la lectura. Enrique Cordobés tiene sin duda talento para el relato de terror y estas historias son una buena muestra.


lunes, 9 de julio de 2018

El genio que pintó el retrato oval, de Ángeles Mora

El primer vistazo sobre el lugar que daría cobijo a la pinacoteca heló mi espíritu y ensombreció la sangre en mis venas.

Portada de "El genio que pintó el retrato oval", de Ángeles Mora

Editorial: El libro Feroz

Fecha de publicación: 2017

Páginas: 24

Formato: A5

Precio: 6€




¿QUIÉN LO ESCRIBE?
Ángeles Mora es una lectora enamorada de las atmósferas góticas que un buen día se atrevió a llenar de sombras sus propias letras. De alma inquieta y pluma curiosa, escribe de todo un poco pero es en el género del relato de terror donde su musa se siente más cómoda. Tras ganar algunos certámenes literarios y compartir con varios autores más de una docena de antologías, en 2016 publica con Editorial Niebla su primer libro en solitario. “Ecos en el páramo y otros relatos oscuros” es una recopilación de cuentos y ha sido elegida finalista del Premio Andalucía de la Crítica 2017. Con “Piensa en otra cosa...” se lanzó al mundo del microrrelato para impregnarlo de esa oscuridad que tanto le gusta.


¿QUÉ TAL ESTÁ?
Primero hay que destacar la edición (edición limitada de 100 ejemplares, numerados y firmados por la autora). El papel es de calidad (110 gr.) y no es totalmente blanco, es del color del papel reciclado y me encanta porque su rugosidad se acerca a los pliegos de papel antiguos y pega con el aire decimonónico del relato. La portada, por su parte, cuenta con una ilustración a carboncillo que termina de formar un conjunto muy chulo junto con el relato, el papel y los detalles internos, como el cambio de color y tipografía en algunas palabras concretas (y clave).

El relato no se queda atrás y en El genio que pintó el retrato oval tenemos esa atmósfera que ya le leímos a la autora en Ecos en el páramo y otros relatos oscuros, que nos transporta unos siglos atrás y hace que apetezca leerlo a la luz de una vela.

Con una narración sin prisa pero sin pausa, se van colocando los elementos que nos sitúan en un castillo que ha de convertirse en galería de arte y poco a poco vamos descubriendo la historia dentro de la historia: allí vivió un genio cuyas pinturas despiertan admiración pero que se vio envuelto en un aura de horror.

Con buen manejo del tempo y unas gotas de sangre esparcidas entre sus páginas, la autora nos va llevando de la mano hasta un final que sorprende y completa el misterio que plantea la historia del genio. Por el camino hemos disfrutado de una historia gótica al más puro estilo clásico y que deja con unas imágenes que se quedan tras la lectura. Poe estaría contento de este homenaje a su "El retrato oval", que ahonda en su leyenda para regalarnos una muy buena lectura.

Podría echar para atrás el precio que, a priori, parece caro para un relato de 24 páginas y puede hacer que algún lector se lo piense. Tras tenerlo en mis manos, creo que está justificado por ser una edición limitada, cuidada con mimo y de alta calidad.

lunes, 2 de julio de 2018

La niña silencio, de Cécile Roumiguière y Benjamin Lacombe

La alondra ha caído al suelo. Impotente, el cielo violeta arroja fríos relámpagos.

Portada del libro "La niña silencio", de Cécile Roumiguière y Benjamin Lacombe

Editorial: Edelvives

Fecha de publicación: 2011

Nº páginas: 24

ISBN:  978-8426381811

Precio: 7,5€




¿DE QUÉ VA? (texto de la contraportada)
La niña silencio se ha quedado sin palabras. Vive en la guaridad de los lobos y nunc adice nada, hasta que un día, por fin, las palabras fluyen y liberan su historia.
Un libro conmovedor que aborda de manera simbólica y delicada el difícil tema del maltrato infantil.


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Pues me toca hablar de decepción. Esperaba más de un libro ilustrado que me ha sabido a poco. Pero porque no hay más.

Entre los puntos positivos cabe destacar a Benjamin Lacombe, que tiene un estilo dibujando que me gusta mucho y, para mí, sube el nivel de cualquier obra en la que aparece. Su estilo, de atmósfera algo oscura le viene genial a la historia de La niña silencio (por cierto, qué título tan bueno), ya desde la portada en la que se ve a esa niña solitaria en un columpio rodeada sólo de pájaros. Lacombe es garantía de ilustraciones en las que recrearse y, en esta ocasión, no ha sido menos.

La historia en sí tiene un planteamiento bueno pero se te queda la espina de qué pasaría si se hubiera desarrollado más. Se queda en la anécdota, en el inicio y no intenta siquiera asomarse a la profundidad del personaje tan atractivo que tiene, esa niña que pide a gritos que se ahonde en su interior pero que al final no deja de ser una excusa para esbozar una historia. Y digo esbozar porque es en lo que se queda todo, en un boceto con buenas maneras que se nos quiere vender como algo terminado y sólo tiene un final que parece hecho con prisas.

No me ha quedado buena sensación a pesar de todo lo potencialmente bueno que tiene este libro. Ilustraciones, buena idea, buena narración inicial y un gran personaje. Da pena ver esos ingredientes desperdiciados en un final que se construye y resuelve en las dos últimas páginas de una forma que ni busca la sorpresa, ni el giro, ni nada que aporte algo de sal o pimienta. La historia de la niña silencio queda clara, sí, pero parece más bien que la protagonista no era más que una excusa para hacer un libro con bonitas ilustraciones, en lugar de, como me habría gustado, que el libro sólo fuera una excusa para contar una gran historia.

Quizás me podría valer la simpleza con la excusa de que está dirigido a niños de 10 a 12 años. Pero aún así no me sirve, ya que emplea un estilo con metáforas que parecen más bien dirigidas a un público algo mayor.

Me pareció barato cuando lo vi, teniendo en cuenta el precio que suelen tener los libros ilustrados por Lacombe, y al terminar su lectura puedo decir que no lo es tanto ya que ofrece poco más que el trabajo de Lacombe. Este libro (o álbum ilustrado, como lo vende la editorial), con dibujos de otro ilustrador dejaría bastante que desear. La sinopsis ya cuenta la mitad de la historia y poco más queda que descubrir en las letras del interior. Es cierto que son sólo 24 páginas, pero he leído otros libros ilustrados cortos mejores que este (como Piensa en otra cosa).

lunes, 25 de junio de 2018

Sibilla. Hija del viento, de Sergio R. Alarte

A mi me llaman Jhon McCardygan, aunque también se me conoce como el Matasanos. No hay nada que no pueda arreglar, ni estropear, ¡según se me pida!

Portada de "Sibilla. Hija del viento", de Sergio R. Alarte

Editorial: Kelonia

Fecha de publicación: 2018

Páginas: 180

ISBN: 978-84-948029-0-4

Precio: 8€




¿DE QUÉ VA?
Sibilla es una voladora, una raza marcada por su dominio del aire, sus costumbres y el orgullo de su pueblo. Las circunstancias hacen que se encuentre fuera de su tierra y rodeada por un grupo de aventureros de lo más peculiar a los que les debe mucho. Sus camino se unen en un camino lleno de peligros y cuentas pendientes.


¿QUIÉN LO ESCRIBE?
Sergio R. Alarte es redactor y corrector para varios medios escritos. Ha publicado diversos relatos en antologías consiguiendo premios con ellos. Tras El yelmo del caballero (2011), Butterfly (2015) es su segunda novela a la que siguió Sibilla. Hija del viento (2018).


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Èpica, sería la primera palabra que me viene a la cabeza. Porque es un libro que la destila en cada una de sus pequeñas páginas (es un formato A6).

Sibilla tiene una historia que no es sorprendente (un personaje repudiado por los suyos que intenta buscar su lugar en el nuevo mundo que se abre ante sí), pero sí engancha por su ritmo y sus personajes.

Al principio la narración es algo más lenta pero, en cuanto conocemos un poco al personaje principal y el por qué de la situación tan desesperada en la que se encuentra, el ritmo coge otra marcha más rápida y ya no nos deja despegarnos de las letras hasta saber qué es lo siguiente que va a pasar.

El personaje de Sibilla crece sin duda, desde la niña que empieza siendo hasta alguien que debe recomponerse de una gran pérdida y un dolor tanto físico como interior. El resto aparecen como algo estereotipados pero también muestran sus matices y nos hacen querer saber cosas de ellos que finalmente no se desvelan (Ymed, lejos de ser un bárbaro bruto, se presenta como un personaje muy itneresante; Jhon tiene una personalidad que da mucho juego y estaría bien conocer la historia que guarda hasta juntarse al resto; mientras que Lizia seguro que tiene mucho que contar, no sólo de sí misma, sino de las mentes con las que ha compartido espacio).

En cuanto a las razas, genial la recreación del pueblo alado, con sus normas y su forma de vida, al igual que la historia que se esboza de los bárbaros. No se cuenta mucho (es un libro corto), pero se intuye un mundo muy rico en culturas e historia. Transmitir esa riqueza de matices en pocas páginas y mientras se cuenta la aventura principal muestra, sin duda, la buena mano del autor.

Hay momentos en los que la narración se acerca a la de una aventura de un juego de rol, con tan variopintos protagonistas. Por ponerle algún pero, simplemente diría que el final da la sensación de ser un poco brusco, si bien es un final bueno y deja una frase que queda para el recuerdo.

En definitiva, me alegro de haber leído esta obra y, aunque quede la sensación de que es demasiado corto, aplaudo el formato y pido, por qué no, más aventuras de la Compañía o de algunos de sus personajes antes o después de formar parte de ella.


lunes, 18 de junio de 2018

El diario inconstante, de Raquel Brune

Siempre he pensado que las cámaras tienen el poder de reflejar los sentimientos hacia el objeto de quien pulsa el botón.

Portada del libro "El diario inconstante", de Raquel Brune

Editorial: Autopublicación

Fecha de publicación: 2018

Nº páginas: 298

ISBN:  978-1981343010

Precio:
9,92€



¿DE QUÉ VA?
En este libro nos encontraremos con textos que la autora fue escribiendo para sí misma durante dos años de su vida. Reflejan algunos de sus pensamientos, sentimientos, experiencias y, según la contraportada, verdades que mienten.


¿QUIÉN LO ESCRIBE?
Raquel Brune es principalmente conocida por sus canales en Booktube y BookstagramDebuta con esta obra en la que nos ofrece sus "mayores mentiras". 


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Es difícil hacer una reseña típica porque tampoco es un libro típico. No sé siquiera si debo opinar, porque realmente este libro es un diario, no es un título que esté ahí por estar, así que estaría opinando sobre lo que otra persona ha necesitado escribir en un momento dado.

Si algo puedo valorar positivamente sobre todo lo demás es la valentía de la autora. Literalmente transcribe su diario (aunque, por supuesto, habrá filtrado algunas cosas, pero aún así es un ejercicio de exposición al mundo de una gran valentía).

Se puede valorar si las poesías o los textos son más o menos buenos, si es poesía o es prosa poética. Yo creo que hay de todo y que, independientemente de si usa mejores o peores palabras (que, por cierto, hay frases buenísimas), creo que entre las letras se encuentra algo fundamental: hay verdad. Y eso hace que, a poco que tengas algo de sensibilidad (también puede ser que la tengas y te pille la lectura en uno de esos días de "paso de todo"), un texto u otro te va llegar.

A mí me ha hecho sonreír, pensar y recordar vivencias y sentimientos propios. Incluso he guardado alguna frase para releerla luego. En resumen: no me ha sido indiferente. Me ha gustado leerlo. No sé si es por haber visto previamente algunos vídeos de la autora (supe de ella por sus vídeos en Youtube -Booktube- sobre literatura), que de alguna forma se te hace alguien más cercano.

De cualquier forma la lectura tiene el morbo que tienen todos los diarios (desde el de Ana Frank hasta incluso los diarios ficticios que cuentan historias como La tregua). Ese asomarnos a la vida de otra persona y no sólo a su vida, sino a sus pensamientos, a su día a día, es muy atractivo. No tengo claro si es por la sensación de poder, de sentirnos más cerca de la persona o de poder halagarla/odiarla con conocimiento de causa, pero un diario no deja de ser algo magnético. En este caso, me repito, se agradece el gesto de volcar tal cual lo que la autora escribió durante un par de años.

Si lo pienso también es una ventana al pasado. No la vamos a conocer por leer su diario, sólo una parte de lo que ella fue, pero no lo que es ahora (creo en la evolución de las personas). También creo que estos ejercicios de exposición son a veces necesarios tanto para quien escribe (seguro que el gesto sirve de catarsis, para quemar una etapa y a la vez usarla inteligentemente para abrir otra -la de escritora en este caso), como para cualquier lector que pueda sentirse identificado y encontrar consuelo/comprensión/compañía en alguno de los textos.

Es verdad que me esperaba más poesía tal cual, pero no me ha decepcionado encontrar un diario muy lleno de verdad, a veces en forma de poesía, otras de texto poético, otras de pensamientos transcritos tal cual. Creo que es un buen libro. Además, la autora ha separado los textos no poniéndolos en orden cronológico, sino en bloques temáticos que, se agradece además, terminan con un tono más optimista y reflexivo que con el que comienza (aunque ambas partes sean necesarias y sean reflejo de la misma alma). 
PD: Estoy terminando la reseña escuchando uno de los vídeos de Raquel xD.

lunes, 11 de junio de 2018

Iron Shoes, de Daniel Parra, Rafael Lindem y Andrés Garrido

¡Yo, Ronny Matei, reina de Inglaterra, te nombro a ti, Balthasar Mastrand, mi fiel caballero! ¡Desde ahora me protegerás de cualquier peligro! ¡De monstruos, dragones y padres borrachos!


Portada del cómic "Iron Shoes", de Daniel Parra, Rafael Lindem y Andrés Garrido
Editorial: Cazador de Ratas

Fecha de publicación: 04/2017

Páginas: 90

ISBN: 9788494586712

Precio: 10€

Números de la colección: Desconocido


¿DE QUÉ VA?
En un mundo distópico, dos niños con vidas difíciles entablan una curiosa amistad. El gobierno parece interesarse por el padre de uno de los chicos y, a partir de ahí, se sucederán una serie de hechos trágicos en los que una niña, junto a un robot, desafiará a todos.


TRAS LA LECTURA
Primero de todo, mini tirón de orejas a la editorial por no poner en su web que este cómic, aunque se puede leer de forma autoconclusiva, es el primero de una saga. ¿De cuántos? Tampoco lo sabemos (otro minitirón de orejas).

Iron Shoes presenta a una sociedad en guerra, un mundo distópico en el que tras la lectura vemos hay una especie de lucha entre las clases más bajas y la media-alta. Es un entorno bastante atractivo.

Vemos ya a algunos personajes con un pasado interesante y que da juego para un buen desarrollo. Hay también "una bomba" (una gran sorpresa) en lo que pasa con uno de los personajes y en cómo, de alguna forma, sigue adelante formando tándem con la protagonista. Es uno de los puntos duros y a la vez entrañables de la historia.

El final, que se puede considerar autoconclusivo (aunque no me termina de convencer como cierre de historia, de ahí que espere con ganas ya la continuación), da pie a que todo continúe. Realmente hemos dejado a los personajes libres de un conflicto, pero se abren muchos frentes y quedan dudas sobre qué pasaría a continuación. Por fortuna lo sabremos. Porque sobre todo quedan muchas ganas de seguir leyendo. Iron Shoes se hace corto (buena señal) y queda la sensación de tener potencial para ser una gran historia. Es un guión con muy buenas maneras.

Sobre el dibujo, me ha sorprendido leer que es el primer trabajo del dibujante. Es un trazo muy limpio y con detalles en los fondos. Resuelve muy bien viñetas que me han parecido complicadas de dibujar y los personajes quedan bien caracterizados y diferenciados. Hay un trabajo bastante bueno detrás.

Como detalle, algunas de las páginas están a color y se disfrutan más si cabe.

En definitiva, estamos ante un gran cómic que se hace corto (buena señal) y que deja con la sensación de tener potencial para ser una gran historia. El único detalle que cambiaría (por mencionar algo) es que la letra en algunos bocadillos me ha parecido un poquito pequeña. Iron Shoes deja un buen sabor de boca y las suficientes ganas de más como para que los lectores acompañemos a los personajes en un nuevo tomo. Merece mucho la pena.

lunes, 28 de mayo de 2018

Last Hero Inuyashiki, de Hiroya Oku

Quizás no sea fruto del destino, pero sin duda hay encuentros que deciden nuestro futuro


Portada del tomo 1 del cómic "Last Hero Inuyashiki", de Hiroya Oku

Editorial: Milky Way Ediciones


Fecha de publicación: 2015

Páginas: 186 a 202 (cada tomo)

Precio (por tomo): 8,5€

Nº de tomos: 7



¿DE QUÉ VA?
(de la web de la editorial)
Ichiro Inuyashiki es un hombre de 58 años, con una vida bastante rutinaria, empleado de oficina y una familia que prácticamente le desprecia. Un día, tras un chequeo médico, descubre que tiene cáncer y que le queda poco tiempo de vida. En medio de la desesperación... ¡una nave extraterrestre aterriza encima de él! Al despertar, Inuyashiki ya no es el mismo: ha sido reconstruido como una máquina de matar. Pero un nuevo cuerpo conlleva una gran responsabilidad: ¿se convirtirá Inuyashiki en un héroe o quizás en la peor pesadilla de la humanidad?


AUTOR
Hiroya Oku es un autor de cómics japonés, ganador de premios como el Youth Manga Award en 1988. Es famoso por su obra Gantz. También ha diseñado personajes para videojuegos.


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Este es un cómic interesante por varios aspectos. El primero y principal, su protagonista. ¿Puede un hombre de mediana edad sin nada a destacar más que una vida anodina y un dolor de cadera ser protagonista de algo interesante?

En este caso, tengo una opinión con bastantes cosas a favor y algunas en contra. A favor de su protagonista, porque consigue serlo y captar la atención y el interés aunque, hay que decirlo, su rival le come el terreno desde que aparece. El joven que parece ser su némesis llena más las escenas tanto por sus actos especialmente espectaculares en cuanto a violencia como por ser el motor de la historia, el que mueve a Inuyashiki a querer evolucionar y crecer. Realmente nuestro protagonista va algo lento hasta que recibe el estímulo externo y despiadado de Shishigami Hiro.

Sin embargo, es Inuyashiki el que parece tener más matices y más mundo interior ya que, aunque el joven Hiro cambia más extremadamente de comportamiento, sus actos parecen ser más llevados por el capricho o el beneficio egoísta, mientras que Inuyashiki, aunque siempre tiene claro que debe hacer el bien, sí que se plantea si es la misma persona, si debe seguir con su vida normal, incluso con su familia y si es ahora en sí un ser humano.


Dibujo del cómic "Last Hero Inuyashiki", de Hiroya Oku
Y este es un punto en el que se habría agradecido que se ahondara más. En el de la humanidad (¿qué es realmente?), la pérdida de identidad por parte de los protagonistas y el romper con todo para empezar de cero. Realmente ambos recorren parte de este camino, pero en ocasiones me ha parecido que lo hacían desde la orilla y que no eran más que los mismos seres con el "regalo" de unos superpoderes que van descubriendo poco a poco y usando sin más.

Otro aspecto que he echado de menos es el conocer el origen de todo. Esperaba alguna explicación (por fantástica que fuese). Pero no sabemos más que simplemente "algo" o "alguien" los mata por error y los reconstruye con nuevas características. Sin saber por qué, sin que vuelvan a intervenir en ningún momento (a controlar o al menos a espiar qué hacen sus creaciones). Esto hace que en cuanto a argumento la historia se me quede en un cambio brusco "porque sí" en la vida de dos personajes con la intención de ponerlos en una situación muy distinta a la inicial y el buscar la espectacularidad posterior.

Dibujo interior del cómic "Last Hero Inuyashiki", de Hiroya OkuEspectacularidad que se consigue y con creces. No es un cómic de continua acción, pero sí que la hay y con escenas y momentos dramáticos e impactantes. Hay un in crescendo sobre todo por parte de Shishigami en el que va subiendo la apuesta cada vez más y nos hace plantearnos si de verdad aquello puede acabar medianamente bien de alguna forma. Por suerte, Inuyashiki es creíble en su enfrentamiento con Hiro y ambos regalan escenas que merece la pena leer y disfrutar.

Porque, hay que decirlo, el dibujo se disfruta y mucho. Hiroya Oku es espectacular tanto en el diseño y dibujo de los personajes como en el detalle que pone en cada viñeta y en los fondos. Es verdad que se ayuda de técnicas digitales que sin duda facilitarán su labor, pero no es menos cierto que el resultado merece la pena y que hay viñetas, dibujos, en los que recrearse durante algunos segundos y admirar el nivel de detalle.

Concluyo con la sensación de que Last Hero Inuyashiki es un manga muy entretenido y con un dibujo de calidad excepcional que podría haber llegado a ser muy grande con algunos cambios en el guión pero que, aún sin serlo, no deja de estar a la altura de una serie que, con unas ideas interesantes, logra entretener y dejar momentos para el recuerdo.