lunes, 5 de diciembre de 2016

Calabazas en el trastero: Arañas, de VVAA

Tiene patas, cuatro por costado, y un cuerpo redondo, de abdomen abultado, que se mueve con soltura por mi ojo, como flotando sobre sus patas peludas.


Portada del libro "Calabazas en el trastero: Arañas", de Varios Autores

Editorial: Saco de Huesos

Fecha de publicación: 12/2008  

Páginas: 144 

Precio: 7€ (en papel, 6€ con suscripción)
            2€ (en ebook)





SOBRE CALABAZAS EN EL TRASTERO
Calabazas en el trastero, más que una revista es una antología periódica de relatos, con una periodicidad de cuatro meses. Los relatos están enclavados en el género fosco.
Se hace una convocatoria abierta por parte de la editorial Saco de Huesos y la asociación cultural La Biblioteca Fosca, en la que se propone una temática. Una vez cerrado el plazo de recepción de textos, el jurado elige a los 13 que deben componer la antología. Cuando cada número se pone a la venta, sus lectores están invitados a votar en el llamado premio Nosferatu, el premio al que consideran el mejor relato de la antología.
Ha recibido el premio Ignotus a la mejor revista en 2010 y en 2012.



TRAS LA LECTURA
Ha quedado una recopilación de relatos variados. Los hay de personajes, de atmósfera, de diálogo pero, sobre todo, de arañas. Te rascarás más de una vez pensando que tienes una encima mientras pasas página. Un poco de cada uno:

Strigoi (de Juan Ángel Laguna Edroso) es un relato corto con un único escenario, una taberna, donde todo el peso se sustenta en el diálogo entre dos personajes. Es un diálogo que está a la altura de sostener un relato al que las acotaciones dan ambiente y terminan de redondear para que quede una historia con sorpresa final y una metáfora muy buena entre la araña y otro ser.

El nido se mueve (de Curro Esteves) es un crescendo que termina en pesadilla y, cuando parece que todo ha pasado, llega un final que remata para que todo continúe en el lado oscuro, como no podía ser de otra forma. Es un relato que llega a agobiar y que se lee entre rasconazos y miradas hacia los hombros. Realmente se sienten las arañas.

Fumigator Commando (de Víctor Núñez) es un relato con menos sorpresa. Ya desde el título se ve que va de fumigadores y, aunque se intenta crear algo de misterio, la temática nos deja claro que van a tener problemas con las arañas. A pesar de no tener ninguna sorpresa, se lee bien.

Sobredosis de éxito (de Marco Vualenk) juega a revivir los fantasmas del pasado. Logra crear atmósfera y fluir hacia un final inquietante. Tiene un buen uso del humor negro y se lee con facilidad.

El laberinto de la araña (de José Miguel Vilar-Bou) es uno de los más originales. Me ha gustado bastante esa casa donde se desarrolla la historia y los enigmas que esconde. El final es casi poético. Se llevó el premio Nosferatu (premio de los lectores al mejor relato de la antología).

Monasterio de Cartuja con torre y araña (de Miguel Cisneros Perales) es un relato más bien reflexivo y pausado, escrito con buena mano, donde la araña es bastante original y que logra sumergirnos en ese monasterio.

Omnes vulnerant (de David Prieto) está muy bien escrito y logra agobiar por insistencia con ese tic, tac, tic, tac que aparece cada vez más, tomando cuerpo y cogiendo ritmo a medida que avanza. El final, sin embargo, lo he visto previsible aunque adecuado.

Terciopelo Rojo (de Juan José Hidalgo Díaz) es mi favorito. Tiene una ambientación muy buena. Te mete en la guerra, entre los hombres vestidos de soldado. Está claro que algo va a pasar en el final que chafe al protagonista, pero no por ello se lee con menos ganas por saber qué pasará.

Viespe (de Fermín Moreno González) nos adentra en el mundo grotesco del circo. Muy bien escrito, un relato corto de marginados, de monstruos de circo que se cuidan, se hieren y sirven su venganza fría. A pesar de lo corto que es, sus personajes se hacen palpables e identificables.

Simetría entomológica (de Manuel Mije) presenta un juego de espejos que tiene su gracia, su fino humor negro y, aunque no es nada espectacular, funciona como relato corto. No se cuenta gran cosa, pero destaca la forma de hacerlo, con dos protagonistas que comparten hogar y destino.

Ojos de araña (de Marta Altadill Castillón) logra angustiar. Es de los que lees entre rasconazo y rasconazo, mirando de forma disimulada si alguna araña trepa por tu cuerpo. El final, sin embargo, lo he visto algo contenido.

Cirujano (de Miguel Martín Cruz) tiene un elemento que, para mí, sube enteros a cualquier relato de terror: una niña protagonista. La maldad en los niños es algo que nos perturba. Si añadimos los celos y una mente en la que todo es posible, queda un relato como este.

Tarántula (de Santiago Eximeno) es original por la temática, que realmente no lo esperaba encontrar enlazado con arañas, a pesar de que haya precedentes; y por el narrador en segunda persona que, aunque conforme pasa el relato parece que no tiene mayor importancia, cuando revela su identidad es otra pieza más que encaja en el universo donde todo se desarrolla. Un muy buen cierre, sin duda.

Queda, en conjunto, una antología bastante uniforme en cuanto a calidad y que explora bien a esos bichos que habitan en nuestras viviendas aún a nuestro pesar. De hecho, creo que voy a dar un repaso ahora mismo a los rincones...

jueves, 24 de noviembre de 2016

Los dioses mienten, de Kaori Ozaki

Pues ya está... ¡¡He decidido que, por vosotros, voy a irme a Alaska a pescar cangrejos!!

Portada del cómic "Los dioses mienten", de Kaori Ozaki
Editorial: Milky Way ediciones

Fecha de publicación: 2014

Páginas: 220

ISBN: 978-84-942317-6-6

Precio: 8€





SINOPSIS
(De la web de la editorial)
Corría el verano en que Natsuru tenía once años. Desde que rechazó a una compañera de clase el día de San Valentín, las chicas de su colegio no han vuelto a dirigirle la palabra, y decidieron desde entonces, ignorarle por completo.
Pero justo antes de las vacaciones, todo cambia. Suzumura, la chica más alta de su clase, de repente, le habla. Ambos comenzarán un tierna relación de amistad, pero Natsuru pronto descubrirá que Suzumura esconde un terrible secreto.


AUTORA
Kaori Ozaki es una dibujante de cómic japonesa, nacida en 1976 y que cuenta con dos obras editadas en España, ambas por Milky Way: Los dioses mienten y El príncipe del mar.



TRAS LA LECTURA
A la hora de elegir lectura lo suelo hacer o por recomendación, por sinopsis, porque conozca al autor o, en cuarta opción, porque la portada me atraiga. Cuando lo que elijo es cómic a leer, la portada avanza puestos hasta ser el segundo factor y, en ocasiones, el primero. Sobre todo si es una portada que muestre el dibujo que voy a encontrarme en el interior. Si esta es, además, a color y con un dibujo tan luminoso y bonito como la de este cómic, entonces me llama poderosamente la atención y tiene bastantes posibilidades de venirse a casa. A poco que la sinopsis me resulte mínimamente interesante, se viene seguro.

Este fue el caso de Los dioses mienten, que además tiene un título que es todo un acierto porque le pega a la historia y porque funciona como reclamo. Es poderoso y sonoro. Pero no todo es portada, así que vamos a lo de dentro.

Iba con precaución porque no había comprado antes nada de la editorial. Ediciones Milky Way ha conseguido sorprenderme muy positivamente. El acabado es totalmente serio y profesional. La portadilla es preciosa, pero dentro hay una edición cuidada, con un papel con un grosor correcto, los rótulos legibles y espaciosos y las onomatopeyas traducidas en su mayoría (lástima el haber encontrado alguna que no lo estaba), con un rotulo pequeño encima de las letras japonesas. Buen detalle también el poner al final del tomo en qué revista japonesa salió el cómic y en qué números de esa revista. A mí particularmente no es que me haga falta, pero sé que hay aficionados que agradecen mucho este detalle.

La historia que desarrolla es llevada a través de niños de primaria, lo que podría dar a pensar que es algo infantil. Sin embargo, debajo de esa óptica de niños, a pesar de la inocencia de sus actos, hay escondida una complejidad sentimental que asombra y se agradece que quede reflejada. Porque los niños no son tan simples como a veces queremos ver. Si acaso me ha resultado raro algún diálogo, un poco brusco. 

El dibujo es muy claro, buen uso de las tramas, los tonos de gris, sin ensuciar y con espacio. Los personajes están diferenciados y su expresividad está conseguida.

Recomiendo la lectura de este cómic ya que es un tomo único y presenta una historia de drama con algún punto de humor, que llega a conmover y tiene un buen dibujo. La editorial ha hecho un buen trabajo.

jueves, 10 de noviembre de 2016

De Fukushima a Corfú, de Carmen Domingo

Era verdad, su abuela tenía razón, la vida continúa y uno tiene que vivirla. Con el paso del tiempo, las cosas buenas pueden más que las malas, y los silencios se llenan de música y de palabras.


Portada del libro "De Fukushima a Corfú", de Carmen Domingo
Editorial: Taketombo books

Fecha de publicación: 2014

Páginas: 127

ISBN: 978-8494048395

Precio: 9.50€




SINOPSIS
En marzo de 2011 hay un terremoto en Japón. Le sigue un gran tsunami de catastróficas consecuencias. Nozomi, una niña de 11 años, viaja hasta Corfú para buscar a su abuela, ya que esta le dijo que la buscase allí cuando no la encontrase.



AUTORA
Carmen Domingo es una escritora barcelonesa colaboradora de diversos medios de comunicación como El Viajero, El País o Marie Claire. Algunas de sus obras publicadas son Los secretos de alcoba de las geishas (2007), Por qué las japonesas no engordan (2010) o La fuga (2011).



TRAS LA LECTURA
Al terminar este libro me quedo pensando en que, si bien no lo tenía por ello al principio, quizás pueda decir que es una historia juvenil o para niños. Una de esas historias que cuenta un hecho muy crudo de forma un poco más amable, sin ocultar lo que hay, pero sin recrearse en lo cruento.

Y es que, ambientada en el tsunami de 2011 acontecido en Japón y con una niña como protagonista, esta obra nos lleva a través de los efectos del desastre natural, de cómo se vivió y qué se esperaba que pasara, de la confianza que había en los medios de prevención y cómo fallaron y todo fue una catástrofe. Hablar de esto de la mano de una niña y que quede una historia en parte bonita, incluso algo poética a veces, es de un gran mérito y gran sensibilidad.

De Fukushima a Corfú tiene otra de las cosas que me gustan de un libro, y es que hable de otros libros y así me permita (si no lo conocía) descubrir obras que acabo por leer. En este caso, se nota el cariño que la autora tiene por Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell, ya que es el mismo cariño que nos transmite por medio de Nozomi y su abuela hacia esta obra. Es un libro muy presente e importante. De hecho, Corfú aparece por la obra de Durrell, y esta isla llena de encanto es otro buen descubrimiento.


Con momentos muy bonitos, como la fuerza de Nozomi para intentar reunirse con su abuela, la relación entre ambas o la amistad que se traba entre la chica y el joven pastor; y otros trágicos, como las partes en las que se nos describe a la maestra velando a la niña o las descripciones del tsunami y su efecto, el libro logra un equilibrio donde el resultado me ha dejado un sentimiento entre melancólico y de esperanza.

Me parece una gran obra para jóvenes y adultos, para adentrarse en la lucha del ser humano ante las adversidades y de la cultura japonesa en particular.

Es una lectura corta que se lee bien y deja un buen sabor de boca. Uno de esos libros que hay que leer con el tiempo y la pausa para reflexionar entre sus páginas. Un bonito ejercicio de sensibilidad y una mirada a la cara dura y la cara amable de la vida.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Butterfly. Edición integral, de Sergio R. Alarte

¿De qué conoces al capitán? Eres un poco joven para frecuentar estas compañías, si me entiendes... No quiero ofenderte, ¿eh?


Portada del libro "Butterfly", de Sergio R. Alarte

Editorial: Kelonia

Fecha de publicación: 2015

Páginas: 278

ISBN: 978-84-942964-8-2

Precio: 14.95€ papel / 2.99€ ebook



SINOPSIS
(de la web de la editorial)
James Olmos es el capitán de la Butterfly, una corbeta del siglo XLI tuneada para el contrabando a velocidades de vértigo. Jamás pensó que su vida podría dar un vuelco tras veinte años jugándosela a doble o nada, pero todo ha cambiado a partir del último trabajo. La Autoridad Interestelar ha conseguido capturar a su socio, Philip Morris, para dar con sus huesos en una mina de un planeta remoto.
Obligado por las circunstancias, James empieza a formar una nueva tripulación.Visitarán un planeta de hielos perpetuos, habitado por gigantes de otra era; correrán por desiertos infestados de obscuros, unas criaturas horripilantes que amenazan la integridad de la mismísima Alianza; conocerán leyendas que jamás creyeron reales, y temerán a la oscuridad que oculta a sus enemigos.


AUTOR
Sergio R. Alarte es redactor y corrector para varios medios escritos. Ha publicado diversos relatos en antologías consiguiendo premios con ellos. Tras El yelmo del caballero (2011), Butterfly (2015) es su segunda novela.


TRAS LA LECTURA
Primero decir que este libro salió inicialmente como un folletín en que cada pocos meses salía una de sus cinco partes. Una vez publicada la última, la editorial las juntó todas y las publicó en este tomo que tiene el sufijo de "Edición integral".

Butterfly es una space opera, una obra espacial llena de aventuras, alejada de la ciencia ficción que teoriza. Aquí lo que importan son los protagonistas y la acción. Para una historia así, no obstante, hay que crear también un ambiente que enganche. El autor lo consigue con un personaje que en su planteamiento puede sonar algo tópico (es un exmilitar que triunfó pero ahora es perseguido por los suyos), pero que se gana cada una de las escenas en las que interviene por su carisma. El capitán James es un personaje tan rico en matices y tan particular que quieres estar ahí en su nave, aún a riesgo de jugarte la vida. Se nota bien su lealtad pero a la vez su desconfianza. Es precavido, pero una vez decide fiarse, se convierte en un igual para los demás, sin importar demasiado su rango. El resto de personajes también van cogiendo sus matices y resaltan, aunque me quedo con la última en incorporarse al grupo, Ida, que con su jovialidad es capaz de poner nervioso al capitán James de una forma graciosa.

La acción es una constante en el libro. No nos aburriremos. Cierto es que la primera parte es más desenfadada y ha conseguido sorprenderme y engancharme (cogí el libro para leer un capítulo y terminé leyendo hasta bien entrada la noche), mientras que la segunda se torna más seria; igualmente con mucha acción, pero con hechos más graves y más trascendentes y, aunque la tripulación siempre se juega la vida, en esta segunda mitad del libro se les nota más afectados. Esto ayuda también a ver la evolución de todos. No se quedan en la primera impresión que nos dan, sino que cambian interiormente y en su relación como grupo.

Me han gustado especialmente los diálogos y la capacidad del autor de transmitir que todo puede pasar. Aunque los protagonistas se entienda que deban llevar adelante la historia, también hay la sensación de que pueden morir o abandonar la nave en un momento dado. Por otra parte, valoro la valentía en hacer una obra que puede ser políticamente incorrecta en ocasiones (los personajes no actúan siempre moralmente bien), pero es coherente consigo misma.

¿Lo recomiendo? A pesar de tener mucha acción, Butterfly no es sólo una sucesión de aventuras vividas por unos personajes muy especiales. Es también la historia de esos personajes, su crecimiento y su forma de enfrentarse al pasado que cada uno arrastra. Claro que lo recomiendo.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Fantasma, de Laura Lee Bahr

Has amado, pero has perdido; has dado, pero te han arrebatado. El amor es una mierda, el amor muerde, el amor sangra. Cantas, para ti mismo, canciones que sanan tu nostalgia por el amor perdido.


Portada del libro "Fantasma", de Laura Lee Bahr
Editorial: Orciny Press

Fecha de publicación: 2016

Páginas: 300

ISBN: 978-84-943181-6-0

Precio: 16.95€ papel / 4.95€ ebook




SINOPSIS
Sarah es una joven que aparece muerta en su apartamento. Todas las señales apuntan a asesinato pero, tras investigar, no hay huellas claras y se piensa en el suicidio. ¿Qué ocurrió realmente? Una serie de personajes que la conocieron se ven envueltos en el asunto, incluso la propia Sarah tiene algo que decir.



AUTORA
Además de escritora, Laura Lee Bahr es una premiada actriz, guionista y directora de cine independiente. Sus relatos han aparecido en varias antologías como In Heaven Everything is Fine, Demons o Psychos, ganadora del premio Bram Stoker a la mejor antología. Fantasma es su primera novela. 



TRAS LA LECTURA
Le tenía miedo a esa etiqueta de "género bizarro" con la que se presenta el libro. Lo bueno es que, tras leer algunas reseñas, venía advertido de que es un libro diferente y, además, el prólogo también nos habla de ello y nos advierte.

¿Pero es que a un libro le hace falta "manual de instrucciones"? No, se puede empezar a leer sin tener ni idea de qué nos vamos a encontrar y, entonces, imagino que la sorpresa te lleva a amar el libro por el golpe de novedad que te da o a odiarlo porque a veces, simplemente, parece no tener sentido.

Fantasma es una historia donde tú eres uno de sus personajes. Y cuando digo tú, me refiero a ti, al lector. Suelo odiar cuando una narración interpela al lector, cuando en lugar de contar las cosas se las cuenta al que coge el libro pero, en esta ocasión, no es que se las cuente, es que se dirige a él como a otro personaje, que también tendrá su importancia en la trama.

Fantasma es una locura que va hacia atrás y hacia delante, donde andamos un camino para desandarlo luego. Es un puzzle donde no todas las piezas encajan y, sin embargo, la figura que dibujan tiene cierta armonía. Es un desastre estructural, o una genialidad, según como se vea.

Lo que es cierto es que no he podido dejar de leerlo. Consigue engancharte, involucrarte, querer saber más (al fin y al cabo, la historia te concierne, también te pasa a ti, como protagonista). Te marea, pero te exige de alguna forma que sigas adelante y no puedes más que entregarte.

Todo esto acentúa la atmósfera fantasmagórica. Eso y la decadencia y recuperación de sus personajes, que tan pronto caen como vuelan, se sienten fuera sin entender nada o dentro, involucrados. Ni siquiera Sarah, la chica asesinada en torno a la que todo gira, termina de tener claro su papel. Porque, ¡es un espíritu, demonios! ¿Qué le podemos pedir si ya está muerta?

Personajes que atraen o repelen, que no dejan indiferente, sospechosos que cambian a inocentes de un capítulo a otro, una atmósfera noir y a la vez de historia de fantasmas y decisiones. Decisiones que abren un camino u otro. Porque esa es la realidad, una consecuencia de las decisiones pasadas que podría ser otra muy distinta, con tan sólo un cambio pequeño. ¿Y Fantasma, qué es? Un librazo con demasiados ingredientes apetecibles como para no hincarle el diente.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Ecos en el páramo y otros relatos oscuros, de Ángeles Mora

La luna se dejó cubrir por un velo de nubes como si no quisiera ser testigo de la escena que se estaba desarrollando en el West Port.


Portada del libro "Ecos en el páramo y otros relatos oscuros", de Ángeles Mora
Editorial: Niebla

Fecha de publicación: 2016

Páginas: 100

ISBN: 978-84-945332-7-3

Precio: 12€ papel



AUTORA
Ángeles Mora es una autora española afincada en Huelva que, tras conseguir diversos premios en el mundo del relato y aparecer en varias antologías (Calabazas en el Trastero, Ácronos, Hasta siempre princesas, etc), se presenta en solitario con Ecos en el páramo y otros relatos oscuros. Seguro que pronto las señales le hacen traernos su primera novela.


TRAS LA LECTURA
En esta antología encontramos seis relatos que forman un conjunto de historias diferentes pero a la vez homogéneas en su tono y atmósfera. Algo que me ha gustado bastante es que, no sólo resisten segundas lecturas, sino que ganan con ellas. Una vez que conocemos los finales, podemos abordar con más reposo la relectura y saborear mejor la forma de contar las historias. Un poquito sobre cada una:

Ecos en el páramo nos lleva de la mano de Marguerite, una mujer decidida a enfrentar la maldición que se cierne sobre su casa. Cada uno de los elementos que aparecen, la lluvia, el caballo, la palmatoria que lleva la mujer para alumbrarse... suman ingredientes para una atmósfera que logra crear tensión. El cierre cumple con el tono de la historia y nos deja pensando en varias posibilidades.


Mi ángel triste es un relato que tiene un elemento que no me gusta como la interpelación al lector, pero lo contrarrestan bien varios elementos que sí que disfruto como la ambientación oscura, la ubicación en un sanatorio mental y la mezcla con las leyendas y la fina línea que divide el mundo vivo del de los muertos. Es un relato que va in crescendo hasta un buen final.

Anatomía de West Port presenta una historia muy interesante donde el protagonista no quiere ver la realidad hasta que es la propia realidad la que lo mira a los ojos y el terror anida en su cabeza. Irónicamente, sus horrores los empieza él mismo con una sugerencia cotidiana. Un relato muy bien construido.

El aprendiz de relojero se ubica en un pueblo que en mi cabeza he imaginado apartado y entre nieblas, no sé por qué. Un relato bastante corto del que me gustaría haber leído más, ya que su historia engancha y tiene esa sutileza macabra que la autora consigue plasmar también en otros relatos. La imagen que proyecta, de ese reloj anclado al pueblo (o mejor, el pueblo anclado al reloj), se queda en la mente tras la lectura. Me gusta ese escenario y podría dar juego también en otra historia más larga.

La sombra azul repite con la interpelación al lector, aunque esta vez se justifica al final dando un nuevo enfoque que quizás no se había pensado. Un relato que de nuevo crece y que he devorado hasta el final. Me ha gustado bastante la atmósfera que lo envuelve.

La viuda Ruipérez es un relato para deleitarse en varias de sus frases. Y para reflexionar al terminar. Es un paseo por un paisaje bonito que acaba en un árido desierto y consigue sorprender con un terror sutil y elegante. La historia está muy bien construida y la sorpresa, el golpe final, deja huella.

Estos seis relatos conforman una antología muy interesante que deja ver el estilo de la autora: atmósferas que envuelven, personajes con entidad y unas historias con un terror ligero que estremece. Una carta de presentación muy recomendable. ¡A leerlo!

lunes, 10 de octubre de 2016

Algo tan sencillo como darte un beso, de Blue Jeans

En Madrid, si quisiera, te podría dar un beso en mitad de la calle sin miedo. Nadie nos miraría o nos diría algo.


Portada del libro "Algo tan sencillo como darte un beso", de Blue Jeans
Editorial: Planeta

Fecha de publicación: 2016

Páginas: 544

ISBN: 978-8408154907

Precio: 17.96€ papel / 9.49€ ebook



SINOPSIS
Tras Algo tan sencillo como tuitear te quiero, este libro continúa con el grupo de amigos de la residencia universitaria Benjamin Franklin, desentrañando sus misterios y añadiendo nuevos. La convivencia entre ellos da pie a una novela bastante adictiva.


AUTOR
Blue Jeans es el pseudónimo de un autor español que ha alcanzado un notable éxito con sus novelas. Entre sus publicaciones están la trilogía "Canciones para Paula", la serie "El club de los incomprendidos" y la serie "Algo tan sencillo".


TRAS LA LECTURA
Después de leer la primera parte (Algo tan sencillo como tuitear te quiero), no podía dejar pasar la continuación de la serie "Algo tan sencillo", en la que conocemos las vivencias de los chicos del pasillo 1B de la residencia universitaria Benjamin Franklin.

Este libro es más de lo mismo, es decir, más lectura adictiva que te deja tras cada capítulo con ganas de leer el siguiente para saber más. Logra mantener el interés introduciendo además giros que no terminamos de esperar. Se reafirman las personalidades de los chicos, bien diferenciadas siempre y se confirma la habilidad de Blue Jeans para manejar escenas llenas de personajes de forma que al leerlas quede todo claro (algo muy difícil).

Una de las cosas más interesantes es ver algunas subtramas que quedaban algo abiertas en el primer libro (el comportamiento de Manu y sus desapariciones, el problema de la chica canaria, el pasado de David...), y otras que se abren presentándonos personajes nuevos como a Isa, la youtuber que se muda al piso de arriba de los chicos y que trabará amistad (cómo no) con Toni. Se agradece también que algunos personajes que quedaron un poco más relegados, como Julen, tengan ahora más peso y conozcamos más de ellos y sus historias.

Si bien Isa logra caer antipática en una primera impresión, el personaje remonta más tarde y hace que no nos importe añadirla al grupo (cuando en sus primeras apariciones más bien deseemos que no aparezca mucho). El caso del camarero nuevo sí que siembra sospechas desde el principio y su papel quedaba algo más claro, perdiéndose el elemento sorpresa, pero aún así, aclarando y redondeando una trama.

Quizás lo que me falla tanto en el primer libro como en este segundo es la falta de aviso a la policía de los personajes. Siempre quieren resolverlo ellos todo primero, incluso con situaciones demasiado graves. También es verdad que es un comportamiento bastante creíble entre un grupo de jóvenes.

Lo bonito es ver cómo, a pesar de que se puedan apartar o enfadarse, los chicos siguen buscándose, se necesitan y se cuidan unos a otros. Siempre hay uno que está ahí para el otro y es capaz de añadir a los demás a su causa si ve que por sí solo no puede apoyar al que está mal. Incluso las que no se llevan muy allá (como Elena e Iria), intentan ignorarse para no quedarse aisladas de los demás y para no romper la armonía de un grupo que cada uno complementa a su manera.

Al final del libro las cosas quedan más abiertas que tras acabar el primero, dando a entender que habrá continuación de la serie (tiene que haberla, hay tramas abiertas que no pueden quedar así). Tres libros sobre los mismos personajes en una residencia pueden ser demasiados, pero lo cierto es que no nos aburrimos de ellos y, de haber estado el tercer volumen publicado, seguramente habría ido a por él sin tardar mucho.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Mala Estrella (Vol. I y II), de Henar Torinos

Si Dios ha muerto... ¿Quién nos salvará?


Portada del cómic "Mala estrella, Vol I", de la autora Henar Torinos


Editorial: Ediciones Babylon

Fecha de publicación: 2010 (tomo 1) y 2012 (tomo 2)

Páginas: 192 (cada tomo)

Precio (por tomo): 6,95€ paper-book / 2,95€ ebook



SINOPSIS
Tras la III Guerra Mundial, sólo quedan medio millón de personas en el mundo. La extinción amenaza a la raza humana. Algunos se aferran a la esperanza de encontrar un nuevo dios que les traiga la salvación. Mientras llega, los ejércitos de cada país deberán mantener la paz. 


AUTORA
Henar Torinos nació en Valladolid, donde cursó el módulo profesional de Ilustración en la escuela de Artes y Oficios de Valladolid. Posteriormente se mudó a Madrid para continuar con sus estudios y probar fortuna en la gran ciudad. Ha trabajado como diseñadora, ilustradora y animadora, pero su gran pasión siempre han sido los cómics, en especial el manga, que siempre han ocupado una gran parte de su tiempo. Comenzó sus andadas en el mundo del cómic con la publicación del fanzine Mystic Legend, un proyecto que creó junto con sus compañeras de escuela y artistas que conoció a través de internet. Ha colaborado en diversos fanzines y revistas, tanto en España como en México y Argentina. Actualmente compagina sus proyectos de cómic con su trabajo como ilustradora y diseñadora freelance.
Es autora del cómic Mala Estrella (dos volúmenes), por el que se llevó el Premio al Mejor Manga de Autor Español en el Salón del Manga de Barcelona 2012. También es autora de numerosas y variadas ilustraciones.




TRAS LA LECTURA
Sigo con mis lecturas (y reseñas) de cómics. En esta ocasión le ha tocado el turno a Mala Estrella, una historia desarrollada en dos volúmenes. He pensado hacer la reseña de los dos tomos de una vez, ya que la historia que cuentan es continuada de uno a otro y, de todas formas, si compráis el primero, seguro que querréis el siguiente.

Portada del cómic "Mala Estrella, Vol. II", de la autora Henar Torinos
El dibujo es claramente estilo manga, con un buen uso de las tramas y el espacio en blanco (que es algo que no se hace notar excepto cuando falta y la viñeta está tan llena que no se distingue bien el dibujo). Hay una clara diferenciación entre los personajes, lo cual también es de agradecer.

Hablando de estos, el único que no me ha terminado de llegar es el capitán Hyän Gonzáles. Su sonrisa permanente al principio, durante todo el discurso que da, no me pegaba para nada con lo que decía. Luego se descubre que su apodo es "hiena" y quizás tiene más sentido esa expresividad.
El resto me parecen correctos y simpáticos los secundarios, con algún perfil estereotipado que aumenta la comicidad; y buenos los principales, con mención especial al protagonista, Axel, y a Mala Estrella, la chica que le da sentido a la historia y que mantiene un aura de misterio a su alrededor a lo largo de las páginas.

En cuanto al argumento, me ha gustado mucho. Por lo factible, lo cercano que lo veo al ser humano (destruimos todo a nuestro alrededor y lo que se nos ocurre es esperar que venga alguien de fuera para arreglar nuestras acciones), por esa búsqueda de señales que nos guíen, cuando sabemos de sobra lo que está bien y lo que no. También está bien tratado el uso y el abuso del poder, el encorsetamiento en un "papel prefijado o predestinado" sobre una persona y cómo ésta se puede sentir al no ser del todo libre en su elección de futuro. Todos estos elementos confluyen y llegan a un final lógico y coherente dentro del cómic.

Así pues, recomiendo a los aficionados acercarse a este manga europeo. Dos tomos que se leen enseguida y se disfrutan bastante. Una historia postapocalíptica que poco tiene que envidiar a los mangas del país nipón.

martes, 13 de septiembre de 2016

Singulares vicisitudes que a Ventanitas Manzana acontecieron, de Enric Herce

Le tengo dicho que debería seguir una dieta sana rica en grasas, alcohol y carnes rojas como el resto de mortales, pero ella se empeña en esta moda estúpida de la comida vegetariana.


Portada del libro "Singulares vicisitudes que a Ventanitas Manzana acontecieron", de Enric Herce

Editorial: Grupo AJEC

Fecha de publicación: 2011

Páginas: 180

ISBN: 9788415156178




SINOPSIS
Ventanitas Manzana es un ladronzuelo cualquiera que se ve envuelto sin querer en un encargo de su monarca al que no puede negarse. Tras reunir a una panda de variopintos personajes que no se toman muy en serio a sí mismos, intentará de la mejor manera llevar a cabo su cometido.


AUTOR
Enric Herce es un autor nacido en Barcelona que ha ganado diversos premios con sus relatos. Ha aparecido en diversas antologías y combina sus publicaciones entre el castellano y el catalán. Algunas de sus novelas son Friki (Edimater, 2009), Ventanitas Manzana (AJEC, 2011) y La luna dormida (Ediciones efímeras, 2007).



TRAS LA LECTURA
Abordo esta reseña con un punto de nostalgia por la desaparecida AJEC. Una editorial de la que aún tengo por casa libros sin leer y que me ha dado muy buenas lecturas. Es una pena que desapareciera, sobre todo por su catálogo.

Ventanitas Manzana (lo llamo así para acortar) es un libro que se vende como fantasía épica de humor, algo así a lo Terry Pratchett. Tenía mi miedo con este libro, como con todos los de humor. No es un género fácil. Sin embargo, le tengo que dar el aprobado.

Ventanitas Manzana comienza quizás demasiado enfocado en la gracia, incluso con los nombres de sus personajes y con unos gajes que, si bien la mayoría sacan la sonrisa, otros están algo manidos. No me estaba entusiasmando su lectura hasta que la historia se toma en serio a sí misma.

Los personajes son los que son, y aportan ese toque gracioso, pero las aventuras que viven son serias y, a su manera, con su personalidad, ellos las viven en un universo coherente consigo mismo y que no juega al humor por el humor, sino que, quizás de una forma no tan heróica como en otras aventuras, las cosas se van resolviendo poco a poco.

Bien es cierto que el protagonista, Ventanitas Manzana, para mí pierde fuelle y gancho, pero se sostiene gracias a los secundarios (especialmente Faraoncito) que hacen notar más su personalidad y resaltan más que Ventanitas.

Dejando a un lado las peculiaridades de cada uno, las singulares vicisitudes a las que se refiere el título y que les acontecen son una serie de aventuras de las que nada tienen que envidiar de otros grandes libros de fantasía. Parece que es sólo una loca empresa tras otra pero, poco a poco, un par de subtramas van emergiendo casi sin que el lector se de cuenta y, hacia el final, aparecen para dar un buen broche que te hace cerrar el libro con una sonrisa.

Se agradece también que el autor se haya tomado muy en serio la escritura del libro. Se nota una buena mano detrás de las letras. No es un libro de humor por tener una chorrada tras otra, sino que todo está muy cuidado y hay detalles que se agradecen, no ya sólo en los nombres o comportamientos de los personajes, sino en los diálogos y en la forma de narrar los hechos, que a veces es una parodia pero con un humor fino.

¿Lo recomiendo? Lamentablemente el libro está descatalogado y no sé si se podrá conseguir de segunda mano. He buscado por si estuviera en digital y parece que el autor no se ha animado pero, si lo hiciera él u otra editorial, esta es una historia que merece la pena. Te hace sonreír y terminas leyendo con interés al grupo tan dispar de personajes con el que terminas queriendo estar entre ellos.

martes, 6 de septiembre de 2016

Algo tan sencillo como tuitear te quiero, de Blue Jeans

Aquel lugar es tal como aparecía en las fotos. Elena intenta no perderse ni un detalle de lo que tiene delante. Cuando cruza la verja de la entrada, observa el imponente edificio principal de tres plantas, repleto de ventanales, algunos con la persiana echada todavía.


Portada del libro "Algo tan sencillo como tuitear te quiero", de Blue Jeans

Editorial: Planeta

Fecha de publicación: 2015

Páginas: 544

ISBN: 978-8408141020

Precio: 17.96€ papel / 9.49€ ebook



SINOPSIS
Esta novela cuenta las vivencias de unos jóvenes que comienzan su primer año en una residencia universitaria y, para la mayoría, también una nueva vida en una ciudad que no conocen. El azar ha querido que compartan pasillo en la residencia y, poco a poco, se irán formando alianzas y habrá encontronazos propios de la convivencia.


AUTOR
Blue Jeans es el pseudónimo de un autor español que ha alcanzado un notable éxito con sus novelas. Entre sus publicaciones están la trilogía "Canciones para Paula", la serie "El club de los incomprendidos" y la serie "Algo tan sencillo".



TRAS LA LECTURA
Es lo primero que leo de Blue Jeans, quizás llego tarde al fenómeno, pero seguramente no sea lo último. Las últimas horas han sido de bastante lectura y la culpa la tiene este libro.

Admiro la capacidad del autor para escribir esta novela. Es una historia de muchos personajes y, hacer que todos "estén vivos", sean distintos, tengan su protagonismo, se hagan reconocibles para el lector y que, cuando comparten escena, quede todo bien descrito y sin confusiones, es fruto de un trabajo muy bien hecho. No era nada fácil.

Lo más sencillo hubiera sido coger a uno o dos protagonistas y tirar de ellos para hacer avanzar una trama con subtramas donde los secundarios aportasen. Pero no hay secundarios en esta novela, no hay subtramas, sino que cada uno de los protagonistas con su historia es protagonista y no se siente a ninguno más importante que otro. Además, todos tienen importancia.

Los diálogos, muy conseguidos. Naturales, precisos y perfectamente imaginables. Quizás se me escapen muchos piropos para la obra, pero es que aún tenga la sorpresa (agradable) tras su lectura.

También hay "trampas". Situaciones que se esbozan más que describirse y que, según leemos, encajamos en nuestra cabeza pero que, más adelante, nos damos cuenta del anzuelo que hemos mordido y de que la historia es distinta a como pensamos e, igualmente válida. Sí que hay otras cosas que se ven venir, pero también es la gracia del libro, que no sepas en qué has acertado y con qué te llevarás la sorpresa al descubrir la verdad.

A decir verdad, sí que he encontrado algo que me ha parecido un fallo (o quizás he sacado mucho la lupa y el lado tiquismiquis, o es quizás no acabo de dominar la red social): en un momento del libro se dice que alguien deja un mensaje en el perfil de Twitter de otra persona y esto no se puede hacer. Se puede escribir un Tweet y etiquetar a quien quieras, pero ya está. No me parece, sin embargo, borrón para el resto.

En definitiva, lo recomiendo por ser una lectura adictiva en la que se nos mete de lleno entre un grupo de amigos que empiezan la universidad y que, cada uno con su historia detrás, intentan seguir adelante de la mejor manera posible.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Claudia, de Miriam Dubini

El aire protege a sus mensajeros y les da la visión del viento y de la mutación sensible de los colores. Pero quien aleje su mirada del cielo nunca podrá volver a leerlo.


Portada del libro "Claudia", de Miriam Dubini

Editorial: Montena

Fecha de publicación: 2013

Páginas: 208

ISBN: 9788415580416

Precio: 13.25€


SINOPSIS
Claudia es una chica un poco diferente a las demás de su clase. A ella le entusiasma su bicicleta y sobrelleva a su madre como puede. Un día, choca con un chico que también va en bicicleta. A partir de entonces, la vida de Claudia cambia totalmente.


AUTORA
(de la web de Anaya)
Miriam Dubini nació en Milán. Ha escrito y representado obras de teatro infantil, y ha colaborado con Disney en el ámbito de la narrativa y del cómic. Hace poco se mudó a Roma para escribir el guion de una película, pero de vez en cuando vuelve a Milán, donde trabaja para Art Attack transformando las cosas y haciendo juguetes con material de reciclaje. Ahora está liada con una vieja escoba... y está segura de que, tarde o temprano, ¡va a conseguir que vuele!


TRAS LA LECTURA
Claudia es una historia de detalles, de personajes, de la magia cotidiana y de la magia de las personas. Es una novela optimista. Como el tipo de historias que viene bien y son necesarias leer de vez en cuando.

Antes de nada y, por quitar pronto lo malo, tirón de orejas a la editorial por la edición, llena de pequeños fallos. Si fuesen uno o dos, no estaría mal. Pero son más y se hacen notar. Hay que revisar bien para que esto no pase. Otro tirón de orejas bien grande porque este es el primer libro de una trilogía de la que sólo ha publicado dos entregas (y no parece que vaya a publicar la última). Por suerte, eso sí, este primero se puede leer y queda un final más o menos cerrado (el segundo no, ése tiene un final abierto).

Dicho lo anterior, he acabado de leer Claudia con una sonrisa. Los personajes siguen conmigo aún. Se irán, lo sé, pero aún siguen contándome parte de su historia, haciéndome partícipe de sus vidas.

Miriam Dubini tiene una forma muy bonita de escribir. Con los primeros capítulos he admirado la forma en que sabía describir las escenas, cómo era capaz de hacerte estar en el cuadro que ella quería con sus descripciones llenas de metáforas. Al final he admirado la manera en que los personajes se hacen vivos por la forma en que la autora es capaz de contar y transmitir sus sentimientos. Lo hace con una gran fuerza, pero usando palabras sencillas, imágenes potentes y bonitas. De forma muy efectiva.

Los personajes logran cada uno su propia personalidad. Sobre todo el grupo de chicas, Claudia y sus dos amigas. Anselmo, el coprotagonista, es algo más misterioso, por todo lo que lo rodea. Quizás incluso me han funcionado mejor los secundarios, como Emma, Lucía o Chagall que los dos más principales. De cualquier forma, te quedas con ellos tras terminar la lectura, y esto significa que la autora ha conseguido hacer que cobren vida más allá de la historia que se cuenta. Buen trabajo.

¿La historia? De las que me hacen pensar en cuántos libros hay que me encantaría leer y que ni siquiera conozco. Es el tipo de historia que se centra en los pequeños detalles, como Amelié. Que rescatan para el lector una maravilla en medio de la cotidianidad, un cúmulo de casualidades que se entrelazan y cambian a sus protagonistas, y tú sientes que cambias con ellos, aunque sea por unos minutos, mientras lees. Me es casi imposible decir más de lo que pone en la contraportada sin hacer spoiler.

En definitiva, Claudia es una historia con la que he disfrutado. La autora escribe de forma muy bonita, tanto que casi da envidia. Y yo no tardaré en leer la segunda parte, que está esperándome en la estantería.

jueves, 18 de agosto de 2016

Sobrecarga (Los olvidados), de Daniel Gutiérrez

A su lado, un ciclista tan estático que bien pudiera haber sido una fotografía, desafía a la gravedad mientras se mantiene quieto pero en perfecto equilibrio sobre la bicicleta.


Portada del libro "Sobrecarga (Los olvidados)", de Daniel Gutiérrez
Editorial: DLorean ediciones

Fecha de publicación: 2014

Páginas: 168

Precio: 11,95€





SINOPSIS
Un buen día todo el planeta Tierra se detiene. Todo menos cinco personas, que vivirán en un mundo que parece estar en pausa sin saber qué ha pasado. Poco a poco estos personajes intentarán entender el suceso y conectar unos con otros, a pesar de vivir incluso en distintos continentes. 


AUTOR
Daniel Gutiérrez es un escritor español miento de NOCTE (Asociación española de escritores de terror). En el género relato ha ganado distintos certámenes y ha sido seleccionado en varias antologías. En solitario ha publicado Pesadillas de sangre (2015), Sobrecarga (2015), La profecía del templario (2012), Necrosis (2013), Isla muerta (2013) y La segunda vida de Danny Krokan (2015).



TRAS LA LECTURA
Quise leer este libro por su premisa. Un escenario donde todo se paraliza de repente menos cinco personas, es un escenario totalmente atractivo para el lector. Y muy peligroso para el escritor, que debe dar o esbozar al menos una explicación a todo lo que va a desarrollar ahí dentro.

Sobrecarga es un libro bastante ligero de leer. Está compuesto por capítulos cortos (en ocasiones de sólo una página) y va saltando a uno u otro personaje para ir así, poco a poco y pieza a pieza, llevando adelante y formando el puzzle de la historia. De esta forma, el lector se encuentra terminando un capítulo y pensando "leo otro a ver qué pasa" y, cuando quiere darse cuenta, le ha metido un buen bocado al libro.

La historia también se desarrolla con habilidad. El autor va dando los datos justos para satisfacer la curiosidad del lector, para que no se sienta engañado, y así siga adelante. Además, el libro se divide en partes, con nombres como "El parón", "El encuentro" o "La explicación", que son tan explícitos que no hacen más que aumentar las ganas de llegar a ellos para saber de qué va ese encuentro o qué explicación va a tener todo. Y las explicaciones llegan pieza a pieza para calmar el apetito de lectura. Un escenario así es un filón y el autor sí que ha sabido aprovecharlo para crear un libro que se devora de una sentada.

La forma en que se resuelve el misterio, la explicación en sí, me parece correcta conforme se lee y es bastante buena aunque no llega a ser muy sorprendente. Resiste peor, eso sí, algunos análisis en frío, una vez que se ha acabado la lectura y el lector se cuestiona más cosas. Cuesta creer que ciertos personajes que se suponen superiores caigan en trampas con tanta facilidad, y no digo más para no meterme en spoilers.

Los personajes me han parecido bien dibujados y bastante acordes en su comportamiento a la historia que llevan detrás. Me ha gustado que no todos reaccionen igual al principio, que habría sido lo fácil, sino que unos se lo tomen con más calma y otros entren en pánico, de acuerdo a quiénes son. Lo mismo ocurre conforme se enfrentan a las explicaciones de lo que viven y sus posibilidades.

Cabe señalar, y me entristece hacerlo, que el texto tiene erratas que se hacen notables. No suelo comentar cuando hay erratas pero son pocas o no muy importantes. Pero en esta ocasión resaltan especialmente los fallos al trocear las palabras al final de renglón y que las sílabas no queden correctamente divididas. Hay otros fallos que denotan que falta una revisión final antes de publicar el texto, pero los que más me han saltado a la vista han sido los de no dividir bien las sílabas cuando la palabra queda entre dos renglones. Tirón de orejas para la editorial.

¿Recomiendo esta lectura? Diría que sí. El libro tiene un buen precio y hace pasar un rato entretenido. No se mete en temas morales en su explicación ni filosofea con la esencia del ser humano o cómo actúa ante catástrofes, sino que nos da una lectura llena de acción que logra engancharnos a sus páginas.