martes, 23 de mayo de 2017

Piensa en otra cosa, de Ángeles Mora y Mariví Troy

Sabe que, en las horas oscuras, el monstruo cobra consistencia bajo su cama. Siempre lo ha sabido.


Portada del libro "Piensa en otra cosa", de Ángeles Mora y Mariví Troy

Editorial: El libro Feroz

Fecha de publicación: 2017

Páginas: 48

ISBN: 978-84-617-8962-7

Precio: 15€

¿Dónde comprarlo? Web de la editorial


¿DE QUÉ VA?
Cuando llega la hora de dormir, en la soledad oscura de tu habitación, el miedo siempre aparece antes que el sueño. Miedos infantiles, miedos antiguos, miedos de siempre… Tu única defensa: pensar en otra cosa.


AUTORAS
Ángeles Mora es una lectora enamorada de las atmósferas góticas que un buen día se atrevió a llenar de sombras sus propias letras. De alma inquieta y pluma curiosa, escribe de todo un poco pero es en el género del relato de terror donde su musa se siente más cómoda. Tras ganar algunos certámenes literarios y compartir con varios autores más de una docena de antologías, en 2016 publica con Editorial Niebla su primer libro en solitario. “Ecos en el páramo y otros relatos oscuros” es una recopilación de cuentos y ha sido elegida finalista del Premio Andalucía de la Crítica 2017.
En “Piensa en otra cosa...” se lanza al mundo del microrrelato para impregnarlo de esa oscuridad que tanto le gusta.

Mariví Troy, apasionada de la Ilustración y la Pintura, ha participado en varias exposiciones tanto colectivas como individuales. Durante su aprendizaje ha trabajado varios estilos pero cada día se hace más presente su amor por los temas más oscuros y personales plasmados en blanco y negro. Esta vinculación quedó presente en “Se rompe, se tira…”: colección expuesta en el Instituto Andaluz de Juventud de Huelva en 2016. Actualmente imparte clases de Pintura para niños y continúa con su formación en El Taller Artístico (Huelva). 
Con “Piensa en otra cosa...”, primera publicación como Ilustradora, quiere llegar al lector y emocionarle a través de la expresión de sus dibujos.


¿QUÉ ME HA PARECIDO?
Piensa en otra cosa tiene un defecto muy grande: ¿Por qué se acaba? Sin duda este es el mayor miedo que atenaza al lector conforme las páginas van pasando. Se hace corto y lo que piensas al terminar es en que debería ser el doble de largo. Pero, en ese caso, seguramente también pensarías lo mismo... porque estamos ante una de esas obras de las que no quieres apartarte.

Este libro cuenta la historia de los miedos infantiles. En él, un niño anónimo se mete en su cama y, en la oscuridad de la noche, la penumbra cobra vida y aparecen desde todos los rincones los temidos miedos. El única arma del niño es pensar en otra cosa.

Fotografía de libros y muñeco de "Piensa en otra cosa...", de Ángeles Mora y Mariví Troy
Piensa en leerme (o te arrepentirás...)
En formato de relatos cortos, las páginas van pasando en una cadencia que marca el ritmo de su propia estructura. Es casi un juego: tras cada miedo, pensamos en otra cosa y ese pensamiento nos desemboca en una nueva salvación, en la esperanza de una luz a la que la oscuridad termina alcanzando de nuevo. Los textos nos llevan de la mano a través de ese juego hipnótico mientras que las ilustraciones que lo acompañan, no sólo complementan la narración, sino que son un elemento igual de importante a la hora de crear atmósfera. Relatos e ilustraciones complementan al otro para formar un todo que, si de por sí ya es bueno, emparejados suben a otro nivel.

Es de alabar cómo las autoras, Ángeles y Mariví, hacen uso de un estilo que es aparentemente sencillo pero que está tan bien engranado que se intuye mucho trabajo puesto para que todo fluya con esa facilidad. Se nota también que se lo han pasado bien con la creación; sólo así podrían haber creado una obra que a todas luces se hace corta (¿lo he dicho ya? ¡quiero más!), se disfruta y deja con ganas de más.

Genial en la edición "El libro feroz", que nos presenta un formato pequeño (160x160) pero cuidado al detalle, con una portada de las que grita "¡cómprame!", un estilo de letra que no puede ir mejor a la obra y el detalle de un final extra incluido en una solapa interior en la contraportada.

No puedo más que recomendar esta joya. Como regalo o autoregalo. Y desde aquí pedir a las autoras que sigan creando juntas, quizás en una segunda parte, quizás en algo nuevo. Ese tándem debe repetir (trío, si incluimos a la editorial).

martes, 16 de mayo de 2017

Más luz, de Santiago García Espejo

Nadie hay capaz de prescindir de las emociones: uno es víctima de ellas le guste o no, y el barco del alma se orienta hacia donde los vientos de las pasiones soplen.

Portada del libro "Más luz", de Santiago García Espejo

Editorial: Autopublicación Amazon

Fecha de publicación: 2013

Páginas: 162

ISBN: 978-1520331188


Precio: 9,5€ papel / 0,99€ ebook



¿DE QUÉ VA?
Ambientada en la España de los años 60, esta novela nos sumerge en las vidas de los habitantes de un pueblo pequeño. De la mano de Diego, un maestro de escuela, iremos conociendo a algunos de sus vecinos y los secretos que con ellos guardan.


AUTOR
Santiago García Espejo (1974) es licenciado en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Con Más luz obtuvo el Premio «Juan Martínez Company» de Novela Corta en 2007.


TRAS LA LECTURA
No tengo ni idea de qué me llevó a comprar este libro por 0,99€ en Amazon. Cierto es que tiene sólo (a día de hoy) ocho opiniones y todas con la máxima valoración. Tan pocas opiniones me hacen desconfiar y, si no tengo más referencias, suelo dejar pasar esos libros. La portada tampoco es un gran reclamo. Es sencilla y funcional, sin más. La sinopsis tampoco era especialmente algo que me llamase la atención. No tengo ni idea de qué me llevó a comprar este libro, pero lo hice.

No puedo más que alegrarme de haber gastado ese "casi euro" en esta lectura. Tengo que reconocer también que el primer capítulo no me ha entusiasmado, aunque se veía buena mano en la escritura. Además, aplacando mis temores, no he encontrado los temidos fallos de un autor amateur que publica algo sin revisar y sin que editorial alguna lo revise. A partir del segundo capítulo sabía que iba a terminar este libro en el mismo día en que lo he empezado.

El estilo y la prosa del autor están cuidados al detalle. Son capaces de pararse en lo minucioso y filosofar con los personajes (y con el lector) sobre temas que no son nuevos, pero sí se tratan con franqueza. Hay frases que he tenido que releer simplemente para obligarme a parar un momento y disfrutar de su construcción y contenido (y para envidiarlas un poquito, todo hay que decirlo).

El autor te transporta al pensamiento del personaje, al escenario en que éste se mueve y te hace sentir el frío, el calor, el sueño, la calma o la sorpresa que éste percibe. La historia se hace viva enseguida y pronto eres un habitante más de ese pueblo castellano de los años 60 que tan bien queda retratado entre los capítulos de Más luz.

Sí que tengo debilidad por el realismo mágico. Y en este libro no hay tanto como para ahogar la historia, que se desarrolla en un principio sin que este parezca intervenir, pero sí el suficiente como para hacerse notar, sobre todo a medida que los acontecimientos desembocan en un final directamente mágico, adecuado y entrañable.

La pena que me da ahora (aparte de que he terminado el libro) es la de pensar que esta obra pueda pasar desapercibida y perderse ante la ingente cantidad de obras autopublicadas que hay en Amazon. ¡Noventa y nueve céntimos! No puedo recomendarlo, sino directamente decirte que no lo pienses y le des una oportunidad. Se la merece y mucho.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Pubis de vello rojo, de José Luis Muñoz

El agua está negra, espesa, como una gran capa de aceite, y en su oleosa superficie flotan latas de cerveza, palomas muertas, cartones. La mano crispada de un vagabundo emerge entre las inmundicias, señalando dramáticamente la luna que describe un camino plateado que cruza todo el puerto.


Portada del ibro "Pubis de vello rojo", de José Luis Muñoz


Editorial: Tusquets Editores

Fecha de publicación: 1990

Páginas: 248

ISBN: 9788472231559

Precio: 13€



¿DE QUÉ VA?
Para ejercer su oficio, el más antiguo del mundo, una atractiva pelirroja abandona su lujosa residencia dejando en el lecho a su amante ; tan ambigua como la novela que protagoniza, acude a sus citas comportándose como una auténtica devoradora de hombres y una experta en placeres límite. A la misma hora, un hombre derrotado y amargado sale de su escondrijo enfurecido : tras cometer un acto delictivo, se siente traicionado por la mujer que años antes había sido suya y cuyo recuerdo no le ha abandonado desde entonces ; frustrado pues en el terreno amoroso, el único que da sentido a su vida, sólo encuentra descanso en un vagabundeo que cree le ayudará a olvidarla, o a buscarla a través de otras mujeres. Pubis de vello rojo de José Luis Muñoz obtuvo por mayoría el XII Premio La sonrisa vertical en enero de 1990.


AUTOR
José Luis Muñoz realizó estudios de filología románica en la Universidad Central de Barcelona y actualmente alterna la escritura con su trabajo en una caja de ahorros. Su trayectoria literaria arranca de la novela negra, género al que pertenecen tres de sus obras ya publicadas: Barcelona negra (1986), Barroco (1987) y La casa del sueño (1989), para posteriormente hacer una primera incursión en la literatura erótica con un libro de relatos, La lanzadora de cuchillos (1989). Asimismo cuenta en su haber con numerosos premios literarios.


TRAS LA LECTURA
Me acerqué a este libro con la curiosidad de vislumbrar la novela erótica más allá de la que está de moda actualmente, cincuenta sombras mediante, y con la idea de que una novela merecedora de ganar  un premio literario no iba a ser simplemente una sucesión de escenas más o menos tórridas sin mucho sentido ni hilo argumental que las sostuviese.

Pubis de vello rojo me ha abierto un poco la mente. Tras su lectura ya no dejo tan marginada a la literatura erótica. Ya no pondré interiormente en duda su calidad. Quizás las modas traen eso, demasiada saturación en la oferta para satisfacer la demanda creada. Y en esa abundancia está también el bajón del listón de calidad.

Esta novela es una historia que a ratos es erótica y a otros noir. Quizás sea una erótica con tintes de novela negra. Se sumerge en lo más sórdido de una Barcelona que todos sabemos que está ahí (y en cualquier gran ciudad), pero no queremos ver. Nos empeñamos en prestar atención sólo a las virtudes tanto de nuestras ciudades como de nuestra sociedad, pero está bien que de vez en cuando nos asomemos a la otra cara, que una novela como esta enseñe el lado más desagradable e incómodo de la realidad.

Los antihéroes toman la palabra, y no podemos más que sentir empatía por ellos, por su forma de ser, por la vida que han debido llevar, porque cualquiera toma una mala decisión y porque quién no ha tropezado dos veces con la misma piedra. Prostitutas, ladrones, violadores, asesinos... todos ellos conviven a la luz del día con nosotros y muchos sacan su verdadero rostro a la luna. Algunos buscan sólo escalar rápido en la vida, o el placer inmediato. Otros no han tenido más oportunidad y enseñanza que la que les ha llevado a ser quienes nunca quisieron.

Escrita con una prosa bastante cuidada y, por qué no decirlo, envidiable, esta novela engancha un pasaje erótico con otro descriptivo de la sordidez social que retrata. El autor maneja bien el ritmo, que pausa para deleitarse en narraciones casi poéticas, y acelera para hacer avanzar una trama que, si bien es confusa al principio, termina por atraparte y hacerte sentir involucrado.

Esta es una novela que me he alegrado de leer, porque me muestra que no toda la novela erótica es lo que pensaba, pero a la vez es una historia cruda e incómoda. Hay pasajes y situaciones que estremecen. La decadencia está siempre presente, tanto en los escenarios como en los personajes. Aún así, pienso que representa un retrato social de los que hacen falta. Es cierto que no todo es así, pero no deja de ser cierto que, aunque lo que se cuenta es ficción, bien podría pasar por una historia real.

Sería hablar demasiado sin haber leído el resto de obras presentadas, pero aún así, me atreveré a decir que esta Pubis de vello rojo bien merece ser ganadora del premio que ganó.